Site Loader

Por Mónica Delgado

Desde su inicio, el Festival de Cine Latinoamericano de Lima (y que ya a secas llamamos Festival de Lima) estuvo de espaldas a las tendencias más arriesgadas del cine de la región, y se optó más por una visión que empate con el «gusto» del público , y bajo ese sencillo criterio es que llegaron por años hordas de filmes de carácter «amable» en la vena de Miel para Oshún de Humberto Solás o Nueces para el amor de Alberto Lecchi, como para poner un par de ejemplos, en un contexto, donde hubo notables excepciones, sin duda, pero que se podían contar en cada edición con los dedos de una mano (y eso sin ser muy exigentes). Sin embargo, empujados quizás por los intentos de crear nuevos espectadores emprendidos por dos festivales que apuestan por un cine distinto (Transcinema y Lima Independiente), en esta edición 2014, los programadores de este festival han optado por una clara apertura hacia otro tipo de cine, y que se refleja más que en sus secciones de competencias, en las muestras paralelas, donde hay gratas sorpresas y que no deberían pasar desapercibidas. Empecemos por lo experimental:

Este año, de edición 18°, habrá un homenaje a Guy Sherwin, artista plástico y cineasta experimental inglés que viene trabajando proyectos desde la década del sesenta, y que basa su experiencia de experimentación en lo que se ha denominado como «cine sonoro óptico».  Se verán cuatro trabajos que ejemplifican las variaciones en sus más de cuarenta años de trayectoria: Railings (1977), Man with Mirror (1979), Messages (1981-1998) y Short film series (1975-2013).

En la sección Otras miradas, en este apartado, destacan los trabajos de Margaret Salmon, Thorsten Fleisch, Andrés Denegri, Antoni Pinent, o de Pablo Marín, Gonzalo Egurza y Frèdèric Moffet en el found footage, entre otros, cuyas obras permiten medir algunas sensibilidades en torno al experimental tanto en Argentina, Australia, EEUU, España como Canadá. También aparece el corto Dos cartas a Ana de José Luis Guerin, el querido cineasta español.

En la sección de experimental japonés aparecen trabajos de dos talentosos cineastas del formato Tomonari Nishikawa y de Rey Hayama. Nos hubiera gustado ver allí The focus, uno de los trabajos más hermosos y sugerentes realizados por Hayama, sin embargo se podrán ver dos interesantes propuestas Emblem y A child goes burying dead insect.

Lo que sí se lamenta es que este apartado se incluya en una muestra itinerante, donde aparecen más de quince secciones más, creándose una idea algo caótica de lo que se ofrece en las diversas sedes, donde el festival llegaría a presentar casi un centenar de cortometrajes de todo calibre.

En la sección Freak, no perderse Asier y yo de Amaia Merino y Aitor Merino, documental a modo de diario fílmico, narrado con mucho humor sobre un tema grave, el de un actor reconocido que descubre que su mejor amigo pertenece al ETA.

En la sección dedicada a cine cordobés reciente, aparece la espléndida La Atlántida de Inés María Barrionuevo, y El último verano de Leandro Naranjo, además de la divertida TresD, donde aparecen varios cineastas y críticos de cine argentinos, entre ellos José Celestino Campusano.

Jauja-5

Sobre la competencia de ficción, de por sí las cuatro películas que representan a Argentina son de inevitable visión, sobre todo Jauja de Lisandro Alonso, ya que propone una ruptura clara frente a su cine anterior, sin embargo pareciera que hay algo que enlaza la búsqueda del protagonista Viggo Mortensen con otros personajes que conocemos en su cine, y  Relatos salvajes, de Damián Szifron, ya que se acerca a un cine de géneros desde una óptica del desparpajo y el humor negro por momentos visceral. Refugiado, de Diego Lerman acaba de ganar un premio importante en Sao Paulo, y que muestra la persistencia de calidad en el cine argentino (quizás hubiera sido interesante, que una película como Mauro de Hernán Roselli hubiera caído en esta sección).

De Brasil, O Homem das Multidões, de Marcelo Gomes y Cao Guimarães, tiene el total espíritu de ser una «Instagram movie», por el uso del formato 3:3:5, en vertical, y que en el fondo distrae de la misión del filme, que es narrar la soledad de un par de personajes perdidos en sí mismos en medio de Belo Horizonte. Sin embargo, vale la pena verse por tratarse de un par de directores que tienen buenos trabajos que anteceden a este filme, y porque ver algo de Guimarães en el marco del Festival de Cine de Lima, ya de por sí es un suceso extraordinario.

Las niñas Quispe de Sebastián Sepúlveda, de Chile, es otra película a tener en cuenta sobre todo porque muestra de modo inusual la vida rural en el noreste de este país, y bajo un estilo seco, de tiempos lentos, pero que aprovecha como pocos el espacio como si se tratara de algún western. Pero el filme va por otra vía, recupera una historia en tiempos de dictadura en medio de la nada, mostrando la enajenación y la vida invisible de tres mujeres en el altiplano, siendo testigos del éxodo de sus vecinos y sometidas al terror de la aparición del gran fantasma: los militares. Una película discreta pero una apuesta diferente dentro del cine chileno actual.

De las galas, la ganadora de la Palma de Oro en Cannes, Winter Sleep, también invita a que el público peruano se conecte con la obra de este cineasta esencial del cine turco, quizás con su película más centrada en el desvelamiento desde lo verbal (diálogos de más de media hora de duración, al estilo de la hora del lobo bergmaniana).

En la sección La vuelta al mundo en 80 días, proyectarán La danza de la realidad, filme que devuelve a la dirección a Alejandro Jodorowsky, tras veinte años de ausencia, y que pese a algunos altibajos mantiene el universo lúdico del cineasta pero aquí en tono autobiográfico. Quizás lo mejor de esta sección, con la película de Hirokazu Koreeda, sea Journey to the West de Tsai Ming-liang (una estupenda fotografía y un inolvidable Denis Lavant). Ojo también con la retrospectiva de la obra de Bruno Dumont y su P’tit Quinquin, y con la reposición de obras francesas restauradas. En suma, como en todo festival, se nos vienen días agitados.

desistfilm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *