fuocoammare

BERLINALE 2016: CRÓNICA DÍA 4 (SPA)

201613854_1_-_h_2016

Por Juan Carlos Lemus

While the women are sleeping

Le tomaron doce años a Beat Takeshi para aparecer en un papel principal dentro de una película de otro director. Wayne Wang fue el afortunado y nos trae su versión del cuento —mismo nombre—de Javier Marías. Hidetoshi Nishijima es Kenji, un escritor en ciernes con cierto éxito. Él está vacacionando con su esposa Aya, Sayuri Oyamada, y se envuelve en una extraña atracción por la pareja que conforman Sahara, Kitano, y su jovencísima acompañante Miki, Shioli Kutsuna. Los juegos con las cámaras y la musicalización aclimatan la propuesta que interesa en principio cuando el suspenso logra su punto alto. Eso es la primera media hora. Una toma de vuelo que como las gallinas vuelve a tocar tierra muy pronto para quedarse allí. Las referencias a Nabokov, tal vez Hitchcock acercan al espectador, sin embargo, el director confunde y no volví a estar seguro si lo que veía hacia parte de un sueño o era en verdad la vida de los protagonistas. El sopor y la modorra que provoca hacen tomar como propio el verbo final del título de la obra de Wang.

fuocoammare (1)

Fuocoammare

Gianfranco Rosi es el “todista” en esta película, es cámara, escoge la música y dirige este largo ambientado en la isla de Lampedusa, extremo sur de Italia, de Europa, y límite con África. Rosi nos entrega un mix. De un lado, está la película donde vemos el reflejo de la vida de un pequeño pueblo de pescadores a través de los ojos de un niño. Está el locutor de la radio que programa canciones románticas solicitadas por el público para dar paso a la noticia de un naufragio con 250 afectados. La vida continua. Hay que salir a pescar, a la escuela, cocinar, tender la cama, atender a los pacientes. Pero el doctor nos dice, “no me puedo acostumbrar a ello”. Tal vez como la moneda que no sabe cómo es su anverso,  otra cara de la película, es la tragedia que en tono de documental es mostrada paralelamente. Los organismos de socorro en plena labor de trabajo, las fotos del médico que debe auxiliar a los sobrevivientes. El dolor humano es mostrado por el italiano sin llegar a la pornomiseria. Y la vida continua: “Dios guarde a esos pobres”, pide la señora mientras cocina y oye la radio. ¡Gool! Se oye en el campamento de refugiados.

lavenir-the-upcoming-berlinale-2016-800x600

L’Avenir

Si vas a un restaurante francés y pides un filet mignon ¿qué más esperas? Igual pasa con este plano de Mia Hansen-Løve porque L’Avenir es la típica película francesa. Ni más ni menos. Lo anterior no es necesariamente malo, sino más bien que Hansen-Løve difícilmente hubiera podido hacer esta película en otro idioma, contexto y actores porque tal vez la credibilidad hubiera fallado. El sabor del cine francés se siente bien aunque no haya sorpresa dentro de este drama familiar que funciona bien al estar centrado en Nathalia, profesora de filosofía, que se las debe ver con la vida y las contingencias que ella trae. Música y fotografía ayudan a emplazarnos allí en medio de la cotidianidad y encontré que la gran actuación de Hupert es resaltada  a través de los primeros planos. El volumen del mensaje a transmitir es alto y grita con contención tan francesa ante lo que va aconteciendo. Para algunos de sangre más caliente puede resultar un poco fingido o pedante, no obstante a fuerza de repetición yo lo doy por sentado.

FuocoammareGianfranco RosiL’AvenirMia Hansen-LøveWayne WangWhile the women are sleeping

desistfilm • 15 febrero, 2016


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>