BRAWL IN CELL BLOCK 99: LA GRAN ACTUACIÓN OLVIDADA DE VINCE VAUGHN

Por Renato León

Las injusticias en los premios Oscar a mejor actor han dado mucho que hablar. Y no solo en el momento que anuncian al ganador, sino en las nominaciones. Solo por dar un ejemplo, Carlos Hunnam por su papel en The Lost City of Z (2017) de James Gray o Michael Shannon por Take Shelter (2012) de Jeff Nichols. Dos actores que merecían, por lo menos, ser nombrados en su momento.

Pero este año no ha sido la excepción: Vince Vaughn, por su papel en Brawl in Cell Block 99 de Craig Zahler-el mismo director de la valiosa Bone Tomahawk– también ha sido ignorado por la Academia. Y es que los esfuerzos de Zahler por darle consistencia a esta, su última película, están concentrados en potenciar el protagonismo de Bradley (Vince Vaughn), un exboxeador en problemas con su esposa Lauren (Jennifer Carpenter), que pierde su trabajo como mecánico y que decide involucrarse en el negocio del narcotráfico. Su paso de la mediocridad a la ilegalidad lo logra gracias a su amigo Gil (Marc Blucas), y aunque su situación económica mejora, su vida personal no tardará en agravarse debido a un enfrentamiento con narcos mexicanos.

Vince Vaughn tiene una larga carrera como actor de comedias, pero bajo la dirección de Zahler logra convertirse en un tipo rudo e introspectivo, como los viejos héroes del cine americano. A ello contribuye una atmósfera marcada por tonos azulados y fríos, tan grave como la mirada fija de Bradley o el tatuaje en forma de cruz que tiene en la cabeza (lo que podría remitir a una filiación «nacionalista», pero que nunca queda clara). Se trata de un detalle constante que solo se suspende cuando el protagonista atraviesa etapas de furia y el ambiente se torna sofocante. El personaje, después de todo, es imponente: su inmensa estatura se enfatiza con ligeros contrapicados y sus gestos inexpresivos son captados con sobrios planos medios. Incluso en la calma no deja de realzar su dureza: al acariciar el vientre de su esposa, la cámara se distancia y lo registra sin conmoverse.

En línea con la brutalidad de Bradley, Brawl in Cell Block 99 encuentra en el Grindhouse y el gore una fuente de recursos, incluso en el pastiche. Zahler se regocija en este género y, a partir del deseo de venganza del protagonista, recrea una violencia reflejada en la mutilación del cuerpo (donde S. Craig Zahler no teme usar incluso maniquíes): los brazos fracturados, las cabezas destrozadas y los golpes feroces son el único medio que tiene Bradley para salvar a su familia. De ese modo, los abusos no representan un obstáculo, sino un estímulo, y por ello la película toma un rumbo más intenso, reforzado por la participación de Don Johnson en escenas tortuosas, que es parte de la esencia del film.

Brawl in Cell Block 99 es una película salvaje, pero también íntima y sentimental. Un contraste bien logrado en sus excesos y discordancias. Y la nominación o quizá premiación al trabajo de Vaughn hubiese sido justo en los Oscar de este año.

Dirección y guion: S. Craig Zahler
Fotografía: Benji Bakshi
Reparto: Vince Vaughn,  Jennifer Carpenter,  Marc Blucas,  Don Johnson,  Tom Guiry,  Udo Kier, Dan Amboyer,  Mustafa Shakir,  Fred Melamed,  Geno Segers,  Clark Johnson, Rob Morgan,  Pooja Kumar,  Philip Ettinger,  Michael Medeiros,  Jay Hieron, Gabriel Sloyer,  Victor Almanzar,  Vladimir Troitsky,  Larry Mitchell
Productora: Assemble Media / Cinestate / Caliber Media Company / XYZ Film
EE.UU. 2017

Brawl in Cell Block 99

desistfilm • 20 febrero, 2018


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *