560419.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

CANNES 2016: NUESTRAS FAVORITAS

Por Mónica Delgado

El palmarés, uno de los peores en la historia de Cannes, ha permitido seguir valorando al festival francés a partir de su necesidad de seguir la línea de los Oscar: no premiar comedias, dar galardones a temas solemnes, a películas contenidistas, y que sirvan para dar un mensaje fraterno al mundo. El cine sale perdiendo, pero de alguna manera, las mejores películas de esta edición abren ya su propio camino.

image

BALANCE CANNES 2016: LA GATOPARDADA (SPA)

Por Juan Carlos Lemus

La intensa sensación que queda después de haber pasado diez días viendo el gran cine, el atrevido, el diferente, el de los realizadores, el de autor, y la forma en que este fue ninguneado por el jurado presidido por George Miller se aproxima con dolor a la misma que conocía Tancredi cuando le dijo a su tío el príncipe don Fabrizio: «Si necesitamos que todo siga como está, es necesario que todo cambie». La edición sesenta y nueva de Cannes quedará en el recuerdo como una donde el cliché se fue con los premios bajo el brazo.

1463146554_281468_1463158165_noticia_fotograma

CANNES 2016: SOBRE EL PALMARÉS

Por Mónica Delgado
Son muy pocos los festivales que hoy en día premian al cine, lo que resulta paradójico, ya que por encima de cualquier estética o puesta en escena, lo que se suele premiar son las líneas políticas o editoriales de quienes organizan o programan las competiciones, antes que a una buena o gran película, y en el peor de los casos, se suele premiar a los temas, a los grandes mensajes que buscan enfatizar algún tipo de problemática social, o también ir por el lado de la corrección política.

photo.dsc_0774.the_salesman.asgharfarhadi.habib_majidismpsp

CANNES 2016: THE SALESMAN DE ASGHAR FARHADI

Por José Carlos Cabrejo

Un esposo busca vengar la agresión física sufrida por su esposa en The salesman. Asghar Farhadi intercala ese conflicto con secuencias de una obra de teatro, Muerte de un viajante de Arthur Miller, en la que ambos personajes trabajan como actores. Dicha pieza teatral es reflejada con una fotografía en clave baja, y transmite lo que la pareja oculta o no comunica abiertamente sobre aquel aciago hecho.

unnamed

CANNES 2016: AQUARIUS DE KLEBER MENDONÇA FILHO (SPA)

Por Mónica Delgado

Aquarius muestra a un Kleber Mendonça Filho distinto al que aparece en O som ao Redor, sobre todo porque evita ser más compleja en su propuesta y se orienta por una puesta en escena casi lineal, que busca ser ante todo el retrato directo de una mujer de 60 años en el Brasil actual. Sonia Braga, luciéndose aquí en un papel hecho para ella, encarna a una viuda y crítica de música, que vive atormentada por una inmobiliaria que quiere desalojarla para demoler y construir un edificio moderno. Así en Aquarius van a converger algunos tópicos que aparecen en el cine brasileño reciente: el boom inmobiliario, y la eterna radiografía de las inequidades sociales, de clases medias y favelas, tratadas de modo que busca ser crítico en su simbolismo.

Kristen-Stewart-Personal-Shopper

CANNES 2016: PERSONAL SHOPPER DE OLIVIER ASSAYAS (SPA)

Por Anne Wakefield Hoyt

Es indudable que al talentoso director francés Olivier Assayas le sobran las ideas. De hecho, en Personal Shopper hay suficiente para tres películas—lamentablemente, ninguna de ellas bien desarrollada-. En el clima de la primera se avizoran nubes provenientes de la cinta anterior de Assayas, la estupenda The Clouds of Sils Maria (2014). La dinámica entre estrella y asistente que funcionó tan bien entre Kristen Stewart y Juliette Binoche (como la actriz en decadencia), merecía explorarse mas en otro filme.

1 2 3 14