grace-of-monaco

CANNES 2014: PRIMER DÍA. GRACE DE MÓNACO (SPA)

Por Mónica Delgado
Hagamos de cuenta que Nicole Kidman, nada menuda, es Grace Kelly, y además hagamos de cuenta que aún estamos en las épocas en que Alfred Hitchcock planificaba Marnie, ese personaje lleno de manías ydesvaríos mentales y que imaginaba vivo pero desde el rostro y fragilidad de una rubia de especial belleza. Está claro que para el francés Olivier Dahan es necesaria esta sublimación de la relación Hitchcock-Kelly, luego de que la actriz lo dejara todo para ser princesa de Mónaco, y precisamente esta renuncia y nuevo asentamiento es lo que el cineasta explora, desde la presencia misma de Kidman y desde los espacios de la intimidad de un castillo de lujos.

1 12 13 14